domingo, 15 de julio de 2007

Código de Etica


La responsabilidad profesional debe ir más allá de las directrices que marca la ley.
Precisamente porque es necesario dar pautas que ayuden a ir construyendo un discurso de la responsabilidad profesional, los códigos éticos cumplen una función: la de forzar a los profesionales a reflexionar sobre los dilemas éticos que les salen al paso y auto imponerse las directrices que consideren coherentes con los valores éticos y los derechos fundamentales y principios constitucionales.

La ética intenta orientar la actividad de las personas, es decir, lo que deben hacer, si quieren comportarse verdaderamente como personas, más que lo que tienen que hacer si no quieren sufrir una sanción.


Esta responsabilidad debe entenderse como principio ético que obliga a responder de la actuación, aunque no haya lesión a terceros.

Desde esta perspectiva se aproxima a la vocación profesional, concepto ligado no solo a unas actitudes y preferencias personales, sino también a la misión que uno quiere desempeñar en la comunidad en el que vive. La deontología debe hacer presente a los ciudadanos la función social de su profesión, y las obligaciones que supone su ejercicio.